Compañia

En la mente de un asexual

Me gustaria conocer 279418

De ahí el auge de las cirugías mamarias y todo el corolario de ingenios caseros, algunos falaces y peligrosos, otros la mar de entretenidos, para incrementar la talla del sujetador. El motivo: nuestra alimentación. La doctora Nicola Brown, miembro del grupo de investigación en salud mamaria de la Universidad de Portsmoutth ha realizado un estudio sobre la evolución del tamaño de los pechos de las mujeres desde los años 50 y concluye que tal crecimiento se debe a que una de cada tres féminas sufre sobrepeso. Si analizamos la dieta de las mujeres de los años 20, su dieta era muy simple y estaba basada en los carbohidratos. Es decir, una sobredosis de estrógenos que absorbe nuestro organismo. Y a esto debemos sumarle otras muchas formas en que ingerimos un exceso de hormonas femeninas. Tiene una función esencial en los cambios físicos de las mujeres durante la pubertad, como el aumento de las mamas y también la consumimos una vez pasada esta época en forma de píldoras anticonceptivas. Algunos alimentos y productos de uso diario, como las latas y los cosméticos, contienen xenoestrógenos, hormonas femeninas presentes en el entorno Si bien no hace falta utilizar la píldora para absorber esta sobredosis de estrógenos, llamados xenoestrógenos, porque se encuentran en el entorno. En las postimetrías del Paleolítico empezaron a tallarse diosas de la fertilidad de pechos prominentes y colganderos que han llegado a nuestros días convertidas en un fetiche sexual.

Estimular los senos es una acción que no puede faltar en una relación sexual, es una fascinación para los hombres y muy placentero para las mujeres. Una de éstas indudablemente, es que un hombre bese los senos de su mujer de forma previa o durante la relación sexual, un momento que enloquece a todos los hombres y a las mujeres les genera un placer inigualable. Otro aspecto que siempre se ha mencionado, y que ha sido objeto incluso de numerosos estudios científicos, es que los senos instintivamente son una fuente de alimento que genera satisfacción, obviamente esto se remonta a los primeros meses de vida cuando se da el acto de amamantar. Cuando la lecho le da el pecho a su bebé, le transmite diversas sustancias como oxitocina, por muchos catalogada como la droga del amor, y dopamina, que produce en el cerebro la efecto de satisfacción, lo que en parte explica el hecho de que hombres en edad adulta puedan enloquecer al momento de succionar los senos.

¡adiós. de soltera se. Convierte en una legislatura de bacanal salvaje. Belle De Tit.

Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.